sábado, 18 de abril de 2009

Une semaine de Pâques à...

Unas buenas fechas para tomarse unos días de descanso con la familia y recargar pilas son la recién pasada Semana Santa. Debíamos un pequeño viaje a Carlos así que el destino estaba ya fijado, pero en estas fechas los precios suelen estar por las nubes y, tal y como están las economías, hay que ajustar bien los gastos para no encontrarse con problemillas a la vuelta...

El avión nos ofrecía un viaje descansado, pero ¿quién se levanta a las 4 de la mañana con un enanito dormilón para ahorrarse cerca de 3000€?, por que esa era la diferencia entre tomar un avión a las 7 a.m. o a las 12 p.m. en las fechas elegidas. También podríamos tomar otra opción aérea mas barata consistente en ir hasta los madriles y tomar el avión en la famosa T4... pero ¿cómo llegar a Madrid?, ¿tren, avión, coche?. En todo caso cualquier opción supondría madrugar y hacer unos 440 km en dirección opuesta a nuestro destino final, así que después de mucho despotricar contra aquellas compañías aéreas -Air France- que ofrecen billetes de avión mas caros para distancias mas cortas -cosas de los economistas- decidimos ir en coche y recordar mis viajes hasta la lejana BXL para estudiar un poquito, aunque no era Bruselas nuestro destino final.

Google dice que entre Oviedo y París, éste si era nuestro objetivo, hay 1200 km. justitos pero al final el coche marcó 1209 km. y es que el hotelito elegido está en la "banlieue" parisina, en concreto en Neuilly Sur Seine. Curiosidades de esta pequeña "ciudad" son... que Nicolas Sarkozy vivió y fue alcalde de esta comuna parisina, que en ella vive la mujer más rica de Francia, y que antes de todo eso era una de las comunas donde vivieron numerosos emigrantes españoles... pero, ¿cómo en esta comuna pudimos encontrar un hotelito BBB (bueno, bonito y barato) que cumpliera nuestras expectativas económicas?, pues hay que "profiter de la famille", que en castizo es gorronear en casa de mis cuñados...

El viaje de ida, sin esa camarera de ayuda tan de moda que otros llaman GPS, se produjo sin problemas. Hacerlo de un tirón, con los descansos apropiados, es posible y nos llevó unas 12 horas aunque solamente unas 10 de conducción, con una media de 105 km/h. Aunque al final, a escasos 100 metros, me perdí y tuve que llamar por teléfono solicitando ayuda (era mi primera visita a su nueva casa) y dejando mi famoso sentido de la orientación por los suelos; al final voy a tener que comprarme un aparatito de esos.

Una vez acomodados, tras una ligera cena familiar y los saludos de rigor, nos retiramos a descansar. Al día siguiente, domingo, comenzaban nuestras verdaderas vacaciones...

El desayuno fue espectacular, y es que "les croissants et les pain au chocolat" recién hechos y que mi queridísima Nuria salió a buscar bien de mañana son inmejorables. El día comenzaba bien. Además, el tiempo no era todo lo malo que anunciaban. Decidimos hacer un pique-nique en familia y para eso nos fuimos a los espectaculares jardines del palacio de Versailles para después de la pitanza ver los juegos de agua musicales, o sea que pagando íbamos a ver todas las fuentes en funcionamiento acompañadas de música ambiente... Os dejo unas fotos:

Pique-Nique en Versailles 

La vuelta a casa desde Versailles fue todo un atasco, así que decidimos rodear un poquito y perdernos antes de llegar al "hotelito" de la calle Delabordere.

Al día siguiente, tras un pequeño trayecto en metro tomamos un, no demasiado rápido pero si muy puntual y frecuente, tren de cercanías que nos acercó hasta un mundo mágico para todos aquellos que aún se consideran niños, y para eso no es que solo haya que estar libre de prejuicios sobre globalización y si es demasiado mercantíl y otras tonterías... También hay que saber divertirse y ver las cosas con los ojos de un niño pequeño en un mundo increible... ¿Os gustarán las fotos de Disney?

 EuroDisney

Para los que crean que en España estudian poco a ver cómo se arreglarían si un día a la semana, el miércoles en el caso de mis sobrinos y demás niños de París, no hay cole... Si, las clases de infantil y primaria -y pienso que también de secundaria- solo son cuatro días a la semana y no por eso dejan de aprender y saber tanto como los demás. Así que como teníamos niños a nuestro cargo mientras sus padres trabajaban decidimos darnos una vueltecita por la ciudad luz... PARÍS.

La verdad es que ese día no hizo mucha luz que digamos y no todo salió perfecto. Llegamos un poco tarde a Notre Dame y estaban a punto de celebrar algo y apenas pudimos visitar el interior... de hecho, los rosetones laterales del crucero apenas se veían y el centro de la catedral estaba limitado a los asistentes al acto previsto. Salimos para, al menos, visitar algo como las torres de la catedral y... también cerradas por el mismo acto. Decidimos acercarnos a los famosos Bateaux-Mouches y dar un pequeño paseo por el Sena. Tras una media hora aproximadamente llegamos a... La Tour Eiffel y como en Notre Dame algo salió mal... "cerrada por Huelga", así que nos dedicamos a ver un poco a los huelguistas, a los gendarmes y a pasear un poquito por debajo de la famosa torre. Luego, como ya estaba un poco frío, nos volvimos a casa en metro. Unas pocas fotos...

 París 2009 

Al día siguiente volvimos a Disney, pero al segundo parque, los estudios. Sin duda mas pequeño pero tan divertido como el primero. Al final quedamos a cenar en el Disney Village antes de volver en el RATP a nuestro hotelito parisino.

Las fotos de...

Disney Studio

Al día siguiente teníamos nuestra última oportunidad de conocer París, y tras bajar en Charles de Gaulle Étoile nos dimos un gran paseo por París. Al final volvimos a acabar en Notre Dame y, tras cerca de una hora haciendo cola para subir a sus torres, se nos hizo tarde para ello y nos volvimos a casa pero no sin haber pasado un hermoso día en París. Era viernes y los niños parisinos empezaban sus vacaciones trimestrales -15 días todos los trimestres a parte de las otras fiestas- así que volvimos para recoger a los pequeñajos y pasear hasta el "Jardin d'Acclimatation", en el famoso Bois de Boulogne, pero muy cerca de nuestro hotelito y realmente fue un buen fin de jornada. Al final el día se nos hizo demasiado corto para todo lo que nos hubiera gustado visitar. Las fotos de la...

Promenade à Paris

A la vuelta, que coincidió con la salida vacacional de toda la región de L'île de france, nos tuvimos que armar de paciencia... Los 1200km largos se hicieron tres horas mas lentos y estresantes que a la ida, a parte de un problema con el agua del radiador que nos obligó a parar otro poco mas y una multita que me puso un radar por intentar recuperar parte del tiempo perdido no ocurrió nada malo y, al final, llegamos a casa con las pilas recargadas para aguantar un poquito hasta el verano, si es que la economía nos permite tener vacaciones de verano.

Hasta pronto

Carlos

Elementos compartidos de Usano